Autoridades permiten visita de abogados al líder del clan Rotela, no así de familiares

El Ministerio de Justicia permitió este miércoles la visita de defensores públicos y privados reclusos que se encuentran bajo custodia en la nueva Penitenciaría de Emboscada de “máxima seguridad”, donde recientemente fue trasladado el líder y ocho miembros principales del clan Rotela.

Desde el Ministerio de Justicia informaron esta jornada que los abogados podrán realizar visitas profesionales a partir de este miércoles a las personas privadas de libertad que se encuentran bajo custodia en la nueva Penitenciaría de Emboscada, bajo el régimen cerrado especial.

Para el efecto, los abogados deberán presentar el poder por el cual se acredita el ejercicio de la defensa de la persona privada de libertad. “Cabe resaltar que para posteriores visitas se realizará agendamiento previo”, señalaron.

Asimismo, indicaron que en cuanto a las visitas de familiares, se está trabajando en un protocolo y está previsto que se habilite desde la próxima semana.

Para el efecto, los abogados deberán presentar el poder por el cual se acredita el ejercicio de la defensa de la persona privada de libertad. “Cabe resaltar que para posteriores visitas se realizará agendamiento previo”, señalaron.

Asimismo, indicaron que en cuanto a las visitas de familiares, se está trabajando en un protocolo y está previsto que se habilite desde la próxima semana.

El líder y ocho miembros principales del clan Rotela fueron recientemente trasladados al penal de máxima seguridad de Emboscada.

Dicho operativo se desarrolló de manera hermética desde la Agrupación Fuerzas de Operaciones Policiales Especiales (FOPE), luego del megaoperativo denominado Veneratio para extraer de la cárcel de Tacumbú al líder del clan, Armando Javier Rotela.

En tal procedimiento fallecieron 11 reclusos y un agente del grupo Lince, además de que impolicó el traslado de 708 reos a diferentes cárceles del país para debilitar la estructura que controlaba el penal desde hace años con total impunidad y complicidad de las autoridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio