Ex diputados también colocaron a sus parientes con jugosos ingresos.

A los cientos de parientes que autoridades colocan en el Congreso, también la Cámara abriga a “asesores” hijos de ex parlamentarios que quedaron atornillados a cargos con ingresos privilegiados.

La Cámara Baja no solo sirve de agencia de empleos a los diputados. El carnaval con contratos sin concurso previo, en especial para familiares, fue establecido casi como criterio por el actual titular de la Cámara Baja, diputado Raúl Latorre. Ahora también saltan nombres de familiares de ex parlamentarios que quedaron atornillados a sus cargos y con jugosos salarios.

Al menos siete familiares directos de ex diputados liberales siguen campantes en sus puestos y no quedaron afectados luego de que hayan vencido los mandatos de los parlamentarios.

El clan Lesme es uno de los más notorios en la nómina de funcionarios de la Cámara de Diputados que queda registrado en la web institucional.

Capitaneado por el ex diputado liberal del Departamento Central, Héctor Lesme (2013-2018), aparece su ex esposa María Regina Barrios, con un sueldo de G. 19.700.000. Quedó con el ingreso de ex directora de Administración que ocupó durante la presidencia de la Cámara por parte del diputado Carlos María López.

Las hijas de Lesme, tres en total, también aprovecharon el paso del padre para instalarse en la institución.

Jannine Lesme Barrios, funcionaria permanente de la Cámara, cobra entre sueldo y otras bonificaciones, un total de G. 16.866.660, según consta en la planilla, es asesora.

Por su parte, Jessica Lesme Barrios, como funcionaria permanente, cobra un total de G. 15.000.000. Igualmente, figura como asesora. Jacqueline Lesme Barrios, funcionaria permanente, tiene un ingreso de G. 12.000.000. Es asesora jefa y cobra además bonificaciones y gratificaciones por un valor de G. 1.500.000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio