Luque. Habrían arrojado a sus pequeños hijos de 5 y 4 años a un barril de cloro.

La Policía Nacional detuvo a un hombre y a una mujer embarazada de 6 meses sospechosos de haber matado a su hijo de 4 años arrojándolo junto con su hermana de 5 años a un barril de cloro en Luque el pasado 4 de diciembre.

El menor de 4 años murió por las serias quemaduras que le causó el químico y su hermana quedó grave.

Los vecinos habían intervenido en la ocasión debido a los gritos de los pequeños que escucharon en la vivienda en cuestión. Llamaron a los bomberos y lograron rescatar a ambos, pero lamentablemente el niño murió días después por las quemaduras que le causó el cloro.

La madre había dicho que no se percató del hecho porque estaba realizando trabajos pero para la Policía el argumento no cuadraba.

Días más tarde, cuando la niña logró estabilizarse por las serias heridas que aún padece, habría dado entender al psicólogo forense que sus padres los arrojaron al tambor y que eran maltratados constantemente, por lo que se ordenó la detención de ambos.

La Fiscalía ya caratuló el hecho como homicidio doloso por la muerte del niño y homicidio doloso con lesión grave en grado de tentativa por el caso de la niña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio